Un grave siniestro vial ocurrió en pleno macro centro capitalino y no dejó heridos de gravedad de milagro.
Fue en el cruce de Santa Fe y Copiapó, cuando una camioneta Chery Tigo embistió una moto y se desvió, se subió a la vereda e impactó un poste.
Estuvo a centímetros de incrustarse en un kiosco.

Al mando del rodado mayor iba Carolina Allende de 45 años.
En la moto iba un joven de 21 años de apellido Martínez que debió ser hospitalizado, con un golpe en la cabeza y en su hombro, aunque fuentes sanitarias sostienen que dichas heridas no revisten gravedad.

Según testigos, la conductora de la 4×4 circulaba a muy alta velocidad.

Fuente: Rioja Virtual >> lea el artículo original